Agpme

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Reforma de la PAC y su influencia en el maíz

E-mail Imprimir PDF

Cada vez que nos enfrentamos a una reforma de la PAC las incógnitas que se nos presentan son muchas, pero la más importante es siempre la misma: ¿cómo van a quedar mis ingresos vía PAC?.

 Es una pregunta con una difícil solución, si bien tenemos algunos datos que nos pueden dar una orientación a la respuesta final.

En primer lugar el presupuesto comunitario hasta el año 2020 ya ha sido definido, en la cumbre de jefes de Estado de los días 7 y 8 de febrero. La reducción de la partida destinada a la PAC es de en torno al 14% respecto al periodo anterior. Para ver la repercusión final de esta reducción deberemos esperar a la aplicación de la reforma a escala de Estado Miembro.

En segundo lugar, el posible paso de derechos con referencias históricas o derechos con referencias regionales, puede acarrear una disminución del valor unitario de derechos para zonas más productivas o cultivos con mayor producción, como es el caso de las zonas de regadío y del maíz. También deberemos esperar a su aplicación, puesto que una posibilidad es hacer diferentes “regiones productivas”, por ejemplo una que abarque todo el regadío, otra para el secano, etc., con lo que el impacto económico sería menor. Hay que destacar que se han presentado enmiendas a la propuesta para que cada agricultor no disminuya de forma excesiva sus ingresos PAC respecto a los que tiene actualmente.En tercer lugar, el verdeo o greening, puede tener una influencia muy importante en la rentabilidad de nuestras explotaciones. Este verdeo obliga a destinar el 30% de las ayudas directas a actuaciones con un cariz medioambiental, además de ser un elemento sancionar su incumplimiento con incidencia en el pago base. Algunas de estas actuaciones implican la obligatoriedad de hacer rotaciones con dos o tres cultivos por año, impidiendo que el cultivo principal cubra más del 70% de la explotación. Esto afecta seriamente a las explotaciones maiceras de regadío, pues nos impide sacar toda la rentabilidad posible a unas parcelas en las que en la mayoría de los casos se han hecho importantes inversiones. A día de hoy se continúa luchando en Bruselas para evitar esto.

 

En cuanto al calendario de la reforma, en estos momentos vamos a entrar en la fase de codecisión entre Parlamento y Consejo, que como muy pronto finalizará a principios de este verano. Si se llega a un acuerdo a lo largo de 2014 se publicarían los reglamentos y se aplicaría la reforma a partir de 2015.

Es en este período de codecisión donde se tienen que aclarar los interrogantes anteriormente comentados del verdeo o regionalización, que tendrán una influencia decisiva en los pagos PAC que cada agricultor reciba.