Agpme

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Teoría del Twin Rows Planting

E-mail Imprimir PDF

Carlos Martín Esteban, Dto. Tecnología y Desarrollo Monsanto

Luis Miguel Iribarren Martínez, Asesor Agronómico DEKALB


 

El sistema de plantación de Twin Rows o líneas gemelas, se basa en el concepto de un mejor aprovechamiento de los espacios por las plantas, tanto de superficie foliar como radicular.

Al querer aumentar las producciones, se suben las densidades, y ello influye de manera negativa en la competencia entre plantas.

 A partir de las 80.000 plantas por hectárea en siembra convencional (70 – 75 cm entre hileras), la competencia entre plantas empieza a ser grande (gráfico 1)

Para sembrar 100.000 plantas por hectárea de manera convencional, la distancia entre granos es inferior a 14 cm, y la competencia entre las plantas suele ser muy grande y en un estadio temprano, chocando el sistema radicular de una planta muy rápido contra el de las que le rodean y compitiendo con la luz solar.

 

 

 

 

 

 

El nuevo sistema de siembra de Twin Rows o líneas gemelas intenta que ese espacio entre plantas sea mayor, que la competencia entre ellas sea menor y que llegue en un estadío más tardano.

 

 

 

 

 

 

Los principios agronómicos de este tipo de siembra son:

Twin Rows permite un mayor desarrollo radicular, ya que el crecimiento radicular es simétrico, y cuando una raíz de maíz toca a la de otra planta, esta deja de crecer. 

Al tener un mayor sistema radicular, twin rows aprovecha un porcentaje mayor de cada hectárea de tierra. Estudios estadounidenses y argentinos afirman que un sistema convencional sólo explora un 14% del terreno, mientras que la siembra en líneas gemelas aprovecha hasta un 45% del mismo.

Twin Rows maximiza el aprovechamiento de la luz, y ayuda a prevenir pérdidas de agua por evaporación directa. En 7 hojas en marco convencional, sólo el 30% de la luz que incide sobre la superficie es captada por las plantas, mientras que en twin rows, hasta un 90% de la luz es captada. Esto mejora también la competencia con las malas hierbas, ya que sombrea más el suelo. 

Twin rows mejora la estabilidad  y resistencia a caída del maíz, ya que aumenta hasta un 6% el diámetro del tallo. 

Twin rows no exige un cambio radical de maquinaria. Se cosecha con un cabezal convencional de 72 cm. Las dos filas pasan como una sola por cada ordeñador. Lo único que habría que cambiar sería la sembradora, siendo conveniente utilizar un juego de rueda estrecha para la aplicación de herbicidas e insecticidas si fuese necesario. 

                

  

EXPERIENCIA DEL SISTEMA TWIN ROWS EN EL VALLE DEL EBRO

 Tras haber probado este novedoso sistema de siembra, en pequeños ensayos de dos localidades, Bujaraloz (Zaragoza) y Bell-Lloc (Lleida), durante los años 2010 y 2011, con excelentes resultados (más de 1.000 Kg/Ha de aumento), nos planteamos en la campaña 2012 extender la red de pruebas al resto del valle del Ebro.

 Para ello se organizó la siembra del híbrido convencional DKC6717 en cada una de las 23 localidades del valle del Ebro expuestas en el mapa.

 Se intentó que la prueba fuese lo más significativa posible, y para ello se eligieron todo tipo de tierras y ambientes, de manera que se viesen reflejados todos los microclimas presentes en la zona.

 Asimismo se sembraron parcelas con irrigación tradicional a manta y con riego en aspersión y pivots. Se espera sembrar este año en goteo.

 El ensayo consiste en sembrar el híbrido DKC6717 en sistema convencional a densidad normal (86.000 plantas/Ha), a densidad baja (75.000 plantas/Ha) y a densidad alta (100.000 plantas/Ha), y con el nuevo sistema de twin rows o líneas gemelas a densidad alta (100.000 plantas/Ha).

 Para realizar la siembra de las líneas gemelas o twin rows, se pasó dos veces por la misma línea de siembra, desplazado 22 cm, y con la mitad de la densidad. No se consiguió el deseado tresbolillo salvo en contadas ocasiones, y este año se van a perfeccionar los ensayos mediante una sembradora preparada para ello.

 ¿Por qué produce más el twin row? ¿En qué factor de producción nos influye el twin row?

 Lo primero de todo cabe un recordatorio de que la producción de una hectárea de maíz viene dada por:

 En varios de los ensayos comentados antes, se realizaron conteos de número de plantas por hectárea, el número de hileras y de granos por hilera en 60 mazorcas de cada densidad, con un protocolo establecido en la zona de control, de contar una mazorca sí, y dos no.

 Estos conteos nos ayudan a comprobar en que factor de producción afecta el nuevo sistema de siembra, y por qué produce más. Estos son los resultados:

 

Como podéis observar el sistema de twin rows afecta en mayor medida al número de hileras.

Esto es debido a que el número de hileras se decide entre las 8 y las 12 hojas, y en ese estadío, con densidades de 85.000 - 100.000 plantas, en siembra convencional, existe ya una gran competencia entre plantas. Con el nuevo sistema de twin rows a 102.000 plantas/Ha, el nº de hileras se asemeja al de una siembra convencional a 77.000 plantas/Ha, ya que la competencia entre plantas es mucho menor y hay un sombreo casi completo del suelo.

El mayor número de granos por hilera viene dado por un mejor estado general de la planta un poco antes de floración, durante y un poco después de la floración. No se observa un salto muy grande aquí, pero todo multiplica, como veremos ahora.

  

 

 

El número de granos por mazorca empieza a ser significativo, y una mazorca de 102.000 plantas/Ha en el sistema twin rows, equivale a una mazorca de 94.000 plantas/Ha en el sistema convencional, sólo que estamos metiendo 8.000 mazorcas más en una hectárea.

  

 

 

 

 

 

  

Este hecho viene reflejado en el número de granos por metro cuadrado, que es el verdadero factor que define la producción final y en lo que destacan estos híbridos modernos tan productivos como DKC6717.

 

 

 

 

 

 

El peso medio de mil granos es un factor en el que no se afecta de manera significativa con la densidad ni con el sistema de siembra, y es más propio de cada variedad y de un correcto manejo final del cultivo.

 

 Con todo esto expuesto, hemos cosechado los 23 ensayos, con un aumento de producción de todos los ensayos reflejada en esta gráfica.

 Se ha observado un aumento en la producción del nuevo sistema de twin rows respecto a la densidad normal de siembra, de un 8%, desde los 15.770 Kg/Ha de un DKC6717 a 88.000 plantas/Ha, hasta los 16.920 kg/Ha de un DKC6717 twin rows a 102.000 plantas/Ha.

En cuanto a la densidad alta en sistema convencional y la densidad alta en twin rows ha habido una diferencia de producción de 717 Kg/Ha.

Son medias de producción, que han ido desde los 22.000 Kg/Ha de alguna aspersión (Fonolleres, Penelles), los 10.000 y 12.000 Kg/Ha de riegos a pie muy afectados por la sequía y la plaga de araña (Ejea de los Caballeros, Alagón), y una gran mayoría de casos entre los 15.000 Kg/Ha y los 18.000 kg/Ha (tanto aspersiones como algún buen riego a pie).

 

En cualquier caso, el nuevo sistema de siembra de líneas gemelas o twin rows, ha sido superior, y en el peor de los casos, igual, nunca peor.